<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1441829102512164&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El Comportamiento es Comunicación - Respondiendo a Comportamientos Desafiantes: Rabietas, Crisis, Morder

13 Oct 2022 by Megin Ruston

Los derrumbes y las rabietas en el salón de clases pueden ser una experiencia frustrante tanto para el educador como para el niño. Es importante que los maestros apoyen a los niños a través del desarrollo de sus capacidades sociales y emocionales esenciales.

En este episodio, Sandra Ampudia se une a nosotros. Sandra ha desempeñado diversas funciones con mas de 20 años de experiencia, desde Terapeuta de Lenguaje hasta educadora y promotora de aprendizaje y el desarollo socioemocional. Comenzó su carrera como maestra. Ella cree en la importancia del impacto que los educadores de la primera infancia tienen en la vida de todos los niños y quiere asegurarse de que otros miembros de la comunidad reconozcan
sus historias y voce. Escuche mientras Sandra ayuda a los educadores a comprender por qué ocurren las rabietas y los berrinches y cómo responder a ellos.

Este episodio se enfoca en el apoyo temprano del lenguaje, la orientación del comportamiento y la sensibilidad del maestro.

Consejos prácticos para probar:

      • En el caso de los bebés y niños pequeños, las crisis emocionales y otros comportamientos como morder y escupir son comportamientos apropiados para el desarrollo de esos grupos de edad. Los colapsos son una respuesta común a la frustración, la tristeza y… ¡la independencia emergente! ¡Los niños superan esto! A medida que desarrollan ese autocontrol y autorregulación, ¡SÍ superan estos comportamientos!
      • Controla tus propias emociones.
      • La sabiduría convencional de ignorar una crisis en realidad no es tan efectiva y puede ser contraproducente, puede prolongar las crisis y realmente no enseña lo que creemos que está enseñando (esto incluye enviar a un niño a un "rincón tranquilo" solo para "calmarse". ”)

    •  


icon-twitter Click to Tweet!


Transcripción

Intro Sandra Ampudia:

Porque ellos todo el tiempo nos están mirando. Cómo reaccionamos ante esos momentos difíciles. Cómo reaccionamos cuando muerden, cómo reaccionamos cuando... Porque si pensamos, aún nuestros más pequeñitos...pónganse en el aula y piensen aquel incidente en el que él le jaló el pelo a otro niño o iba a morder. Generalmente está buscando visualmente el contacto con la maestra antes de morder, antes de jalar, antes... porque él quiere ver la reacción de la maestra.

 

Monica Pujol-Nassif:

Bienvenidos a todos es un orgullo grandísimo tener a nuestra amiga Sandra Ampudia que nos honra con su presencia desde Florida y hablando de Florida acaba de pasar el huracán Ian por allá queremos desearle a todos y todas las personas que nos escuchan y que son parte de la familia de CLASS los mejores deseos de recuperación y si estuvieron en una de esas zonas de desastre y saber que siempre estamos... Teachstone está presente para ayudar en la manera que podamos. Y Sandra si usted quiere por favor presentar al público

Sandra Ampudia:

¡Gracias Mónica buenas tardes! Mil gracias por la invitación honrada de estar aquí para poder hablar de este tema que tanto nos apasiona. Mi nombre es Sandra Ampudia, soy Colombiana nací y crecí en Colombia y luego vine a vivir a este hermoso país donde volví a crecer profesionalmente. Soy maestra de Educación Infantil siempre he trabajado con niños desde que era una niña. Y también soy a Terapista de Lenguaje. Cuando vine a este país empecé nuevamente. Siempre he trabajado en educación preescolar y luego de algún tiempo cuando me acomodé y me adapté nuevamente regresé a la universidad y tengo una Bachelors en Psicología General y estudié Educación Especial. Mi gran pasión es el desarrollo socioemocional he dedicado gran parte de mi carrera a estudiar las técnicas más efectivas para ayudar a nuestros pequeños a manejar su comportamiento y sus emociones y por eso estoy muy honrada de que me hayan invitado y poder participar en esta conversación.

Monica Pujol-Nassif:

¡Muchísimas gracias! Tenemos muchas cosas en común. Este episodio es sobre, primero que nada, es en respuesta a la petición de muchas maestras de poder hablar de este tema. El tema de cómo entendemos el comportamiento de los niños pequeños. ¿Qué significa un problema de comportamiento un problema de conducta? ¿Cuando este problema de conducta, que puede ser percibido como problema de conducta, es en realidad algo que ellos no están comunicando, algo que necesitan? Y cómo la maestra es de esos niños pequeños pueden entender y ayudarles a ellos a encontrar ese ese centro de calma, de autorregulación, de autocontrol. Cuéntanos un poquito cuéntanos y por favor haz énfasis en qué es lo que podemos esperar de los niños pequeños, que NO es un problema de desarrollo, de un problema de conducta, perdon, y que SÍ es un problema de conducta. Es un buen inicio para empezar a enfocar nuestro pensamiento.

Sandra Ampudia:

Sí es muy importante que siempre cuando trabajamos con educación infantil pensemos que como se ha repetido tantas veces y lo han escuchado tantas veces estamos trabajando con la edad en la que el niño más rápido desarrolla su cerebro. Nosotros, y lo escuchaba en otras series de los podcast que tenemos aquí en Teachstone, como siempre hemos dicho que más que maestras somos unos arquitectos de ese pequeño cerebro que está creciendo. En esa medida tenemos que considerar que nuestros niños aprenden habilidades todos los días. Y tal vez para decir que hay un problema de conducta tendríamos que esperar un poquito más de tiempo a que el niño desarrolle sus habilidades. Tal vez lo que tienes falta de habilidades. Recuerden que nuestros niños son pequeños seres humanos con grandes emociones. Con las mismas emociones que nosotros experimentamos. Lo que pasa es que ellos hasta ahora están desarrollando su lenguaje, están desarrollando sus formas de comunicarse, y están aprendiendo a lidiar con todos estos grandes sentimientos, con estas emociones con todas estas maneras de reaccionar. Entonces es muy importante siempre cuando vemos que hay algunos incidentes, los llamamos problemas desafiantes, o problemas difíciles, pero yo los llamaría tal vez incidentes difíciles en los que lidiamos con ellos en el aula todos los días. Por ejemplo golpear, pellizcar, lanzar juguetes, tirar el pelo. Uno dice este niño problemas de comportamiento. Bueno tal vez este niño si podemos usar un lenguaje más descriptivo de la etapa de desarrollo del niño, tal vez este niño está abrumado hay demasiado ruido alrededor y no sabe cómo lidiar con él. O necesita más oportunidad de moverse y de tener un juego más activo o necesita expresar algún sentimiento alguna necesidad. Está cansado, está hambriento y por su lengua, especialmente nuestros niños más pequeños, por su lenguaje la única manera que tiene expresar lo más rápidamente es a través de acciones que de palabras. Entonces tengamos presente que comportamientos difíciles pueden ser si la usamos un lenguaje más positivo puede ser formas de comunicación. Siempre que pensamos en cómo un avión llega a parquear a su lugar cuando llegamos en el aeropuerto. Siempre vemos que hay unas personas que le hacen señas ¿verdad? le hacen como CONTINÚA, CONTINÚA o de momento le hacen una equis con sus brazos y es PARA. Nuestros niños pequeños siempre nos están mandando ese tipo de mensajes nos están diciendo "sí dale que yo quiero más de eso" "quiero más" "quiero jugar más contigo" "quiero pasar más tiempo contigo" "quiero jugar más en el patio". Pero de momento también te pueden decir "No quiero más" y no quiero más es tiro mi leche o boto los juguetes o rompo el papel con el que estoy trabajando. Y esa es una manera de comunicar. Entonces es importante que miremos esos incidentes como formas de comunicación en la parte de la etapa del desarrollo de nuestros niños más pequeños.

Monica Pujol-Nassif:

Tantas cosas mencionó que son tan importantes. El lenguaje, el lenguaje que usamos para describir esas conductas cambia la manera de pensar del adulto que está con el niño. Y me encanta cambiar esa palabra en vez de problemas hablemos de incidentes. Me encanta eso. No lo había pensado de esa manera. A pesar de que conductas y comportamientos también es mi especialidad, pero si decimos incidentes ya no hay ese esa palabra problemas que empezamos a pensar de ese niño, tiene algún problema. Pensando en los niñitos en los bebecitos y después los niños pequeñitos entre un año y medio a tres añitos, después los niños de tres años a cinco, como van creciendo tienen mejor mejores métodos de comunicación y nos pueden hacer saber qué es lo que sienten, que lo que necesitan cuando tienen que parar. Y pensando cuando es un momento de que queremos guiar ese comportamiento aquí en Teachstone en las capacitaciones que ofrecemos siempre decimos...cuando es algo que está afectando la seguridad de sí mismo o la seguridad de otros e interrumpiendo el aprendizaje es lo que consideramos un incidente de conducta que queremos trabajar. Cuando la maestra dicen "Sí porque estamos viendo este niño empezó a morder a todos sus compañeritos y ahora las mamás están enojadas porque están mordiendo los compañeritos." "O este niñito de dos años que en dos segundos destruyó todo el salón, todas las cosas de la pared, todas las cosas que estaban ahí". Ellas viven eso, ellas y ellos. Y una de las consideraciones siempre es ¿Cuántas maestras con niños pequeños? Entonces si puedes hablar un poco más de ese momento. ¿Cómo pueden la maestras cuando sí es un incidente de conducta difícil que pueden hacer?

Sandra Ampudia:

Gracias por aclarar cómo estas distintas etapas y estos distintos momentos que tenemos en nuestro maravilloso mundo de la educación infantil que va de 0 a 5 años pero está dividido en tres mundos diferentes. El mundo de la infancia, el mundo de los caminadores, y el mundo de los preescolares. Cada etapa tiene un crecimiento exponencial. Cada etapa tiene unos momentos claves y hermosos y críticos. Y como tú lo mencionas no es igual que un niño de un año o de dos años muerda a que un niño de cuatro años muerda. Tiene dos significados completamente diferentes. Los pequeños que están desarrollando también su dentición, que están exponiendo toda esa parte sensorial. Están mordiendo para poder aliviar un poco también esa parte del desarrollo. Pero un niño de cuatro años que muerda ya nos está mandando otro mensaje. Y Si es importante saber que aunque nuestros pequeños están desarrollando ese sentido de identidad, de autonomía, también muchas veces ellos quieren hacerse de independientes del adulto. Un niño de dos años cuando ya no quiere que tú le des de comer y dice "no" o el niño de tres a cuatro años que le vas a ayudar a hacer el rompecabezas dice "yo solito" es un síntoma de independencia, no un síntoma de terquedad. Pero definitivamente cuando hay incidentes difíciles es muy importante, así como tú dices, hacer una nota de cuando pasan estos incidentes. Porque cuando los incidentes comunican hay un antes y hay un después. Que es el que nos dice que estaban haciendo antes y qué pasó después de que mordí es lo que obtiene la respuesta. Si cuando yo muerdo siempre obtengo el juguete voy a morder más allá de mi periodo de estimulación sensorial porque acá en abrir la boca mis amigos me van a votar los juguetes. Entonces es importante que como maestras miremos y como maestros en el aula casi que podemos predecir muchas veces cuando los incidentes van a ocurrir. Porque sabemos que hay un momento del día en el que los niños están cansados agotados. Sabemos que hay un momento del día en los que todos quieren compartir un juguete y no hay suficiente para todos. Entonces esos momentos que son predecibles debemos tenerlos en cuenta para principalmente poder enseñar algunas habilidades. Recordemos también que nuestros niños están en este proceso del desarrollo de la autorregulación. Nuestros bebés nacen con cero nada de regulación ellos se aprenden a regular basado en cómo nosotros respondemos. Así que esa frase que hay por ahí que dice "no te preocupes que no te escuchen ... preocúpate que te están mirando" porque ellos todo el tiempo nos están mirando. Cómo reaccionamos ante esos momentos difíciles, cómo reaccionamos cuando muerden, cómo reaccionamos cuando... Porque si pensamos aún nuestros más pequeñitos...pónganse en el aula y piensen aquel incidente en el que él le jaló el pelo a otro niño o iba a morder. Generalmente está buscando visualmente el contacto con la maestra antes de morder, antes de jalar, antes... porque él quiere ver la reacción de la maestra. Entonces es muy importante que a veces nos anticipamos diciéndole al niño qué va a pasar cómo lo vamos a hacer.  Y cuando haya un incidente, como tú lo mencionas, que no sea que esté lastimando a otro niño, lastimándose a sí mismo, o destruyendo materiales o la actividad... a veces es muy importante que nosotros como adultos le bajemos un poco la atención a ese incidente negativo. Casi como que ignoráramos un poco el comportamiento, pero no al niño. Muy importante, bájale un poco la atención negativa al incidente, pero dale mucha atención al niño. Nuestros niños aman tiempo y atención de parte de sus adultos más amados y esos somos nosotras las maestras que pasamos más de 8 horas en el aula con ellos. Entonces cuando yo le doy mucha atención él repite lo que causa mi atención. Entonces qué tal si cuando él tiene un momento de esos de furia y de tirar o de morder. Claro el morder tiene, todos conocemos, los distintos pasos para atender un incidente de morder. Pero qué tal si le reducimos un poco la atención al "¿porqué mordiste? al amigo le duele." Ya sabemos que en este momento hubo una comunicación de un sentimiento vamos a volcarnos a darle atención al niño. "¿Qué pasa? Estás angustiado? ¿estás enfadado? ¿estás frustrado?" esto que tanto hemos escuchado ustedes... otra vez lo mismo lo de las emociones... otra vez lo mismo lo de las emociones es porque si lo escuchan tantas veces es porque es fundamental en la vida del niño. Y cuando la maestra válida esa expresión de ese sentimiento muchas veces nosotros evitamos que ese comportamiento escale. Cuando el niño grita y tú le dices "no no no no aquí no quiero gritos aquí" se pone peor. A veces nosotros hacemos que ese comportamiento escale por no validar en ese momento ese sentido. "Estás furioso, noto que estás furioso... " y vamos a ver algunas estrategias que podemos utilizar para redirigir para ayudarle a ese niño a desarrollar esa autorregulación que él pueda aprender a calmarse. Tú me vas a decir "pero son los míos tienen un año y medio" "los mío tienen dos años" ¿Adivina que? en esa etapa todavía podemos empezar. Cuando son infantes podemos empezar. Nosotros podemos regular como el bebé llama por atención basado en el nivel de respuesta que le damos.

Monica Pujol-Nassif:

Estoy... Mientras usted habla me acuerdo todas las experiencias sobre todo con los niños más pequeñitos cuando era maestra con ellos y esa reacciónes y esa comunicación y... al final vamos a resumir todo esto pero quiero resaltar acá...tratar la maestra mantenerse calmada ¿verdad? porque nuestras neuronas están haciendo este espejo con los niñitos si nosotros no mantenemos calmadas. Y me encanta también resaltar el hecho de que el comportamiento es lo que queremos cambiar y enseñarles a regular no la dignidad de ese ser humano. Me encanta también resaltar esto. Quiero devolverme un segundito. Usted dijo todos sabemos que hacer cuando los niños muerden pero te diría que no todas las maestras saben qué hacer cuando un niñito... tal vez en tres pasitos qué pueden hacer cuando un niño va y muerde y después pasamos al siguiente tópico.

Sandra Ampudia:

Bueno, recuerden que cuando un niño estamos hablando de un niño pequeño de dos años muerde puede ser por distintas razones. Si es porque está calmando una sensación sensorial que tiene en su boquita... es porque está buscando algo que le dé alivio a esa picazón de sus encías o ...entonces en esos casos podemos buscar algún par de objetos seguros que el niño pueda morder. Por ejemplo tenemos los juguetes que se ponen en el congelador que les dan esa sensación de calma las encías. Podemos tener también unas toallitas... las toallitas esas pequeñitas que se pueden mojar y doblar y poner en el congelador. Esa es una sensación sensorial que calma. Si tú ves que el niño está mordiendo que muerde todo es porque está buscando una alivio. Eso puede ser una respuesta. Ahora si el niño está mordiendo porque quiere obtener el juguete. Hay otro que está jugando con una pelota y él viene lo muerde y obtiene la la pelota. Estamos viendo que es lo que quieres comunicar algo. Entonces recuerden que siempre cuando los niños muerden hay que atender primero a la víctima al que fue mordido y decirle "Vamos mira le duele, vamos a limpiarle el brazo al amigo" vamos a conciliar un poco de empatía. Y esa empatía se desarrolla haciéndole ver al niño... porque recuerden nuestros niños muy pequeños todavía no saben cómo tomar la perspectiva del otro. Es decirle "Mira está llorando le duele" no lo forcemos a decirle "¡Dile am sorry! ¡Dile lo siento! ¡Abracito!" y el niño si no lo siente "No no" Vamos a... La empatía se crea diciéndole "mira cómo luce el amigo... está llorando le duele.... se le puso rojito su brazo... vamos a ponerle agüita... ¿le quieres echar agüita al amigo?" "Y vamos a usar una palabra cuando tú lo quieras dile mío, dile mine, dile más... Buscame y yo te ayudo a buscar el juguete... se pide".... El niño está aprendiendo y tenemos que reemplazar el mordisco por una palabra. Pero tenemos que ...hay algo que siempre hablamos cuando hablamos de interacciones efectivas y es la proximidad física. Cuando el maestro está cerca del niño... cuando el niño está... cuando el maestro está enseñando y está cerca es más fácil este niño lo repita y el otro lo acepte. No le puedes decir "ve Dile al amigo I'm Sorry... ve y le dice lo siento" es "Ven conmigo... vamos a decirle Lo siento, Lo siento" y esa proximidad física ayuda.

Monica Pujol-Nassif:

Muchísimas gracias! Claro que ...ahora sí estoy pensando en esas maestras "Ah mira yo no tengo eso en el congelador" y cositas fáciles si no tienen esto que venden para los dientitos... una toallita que se pueda mojar y poner son soluciones sencillas para ustedes maestras y maestros que están día a día con sus pequeñitos enfrentando esos incidentes tratando de entenderlos y tratando de ayudarles a ellos a aprender. Y lo que acaba de decir Sandy también que quiero solamente enfocarme en eso por un segundo... porque la víctima es la persona que necesita la atención en el momento y pensemos que cuando le decimos a ese niñito que mordió a la víctima "abrázalo y dale un besito y dile que lo sientes" El niñito que fue mordido tal vez no está listo para recibir a ese niño que lo agredió de alguna manera, que lo toque de una manera ¿verdad? de una manera suavecita. Entonces es tengan en mente lo que estaba diciendo Sandy que tiene muchísimo que ver con la herramienta de CLASS ¿verdad?... acercarse, modelar, estamos modelando estas guiando el comportamiento pero modelando el lenguaje, modelando esa amistad con respeto. So hay muchísimas cosas que se están mencionando acá que ustedes están aprendiendo ahora que están trabajando con la herramienta de CLASS lo que me lleva a otro punto para niños de año y medio, tres años y después de los tres a los cinco que es guiarles el comportamiento y manejar el comportamiento usando frases positivas. ¿Qué significa eso cómo suenan esas frases positivas y por qué las usamos?

Sandra Ampudia:

Esa parte es fundamental porque recuerden que nuestros niños están desarrollando a lo que se llama la autoestima. Es quién soy yo y como luzco. Cuando el niño le decimos que está listo para irse para kindergarten, tenemos que pensar que cuando está listo para irse para Kindergarten debe estar dotado de una cantidad de habilidades socioemocionales que lo tengan listo para su éxito académico. Una de ellas es que el niño sea confidente. Que ese niño sepa quién es, lo que le gusta y lo que no le gusta. De manera que cuando llegue a Kindergarten llegue a donde su maestra nueva y le diga "Teacher yo soy Jorgito, me encantan los carritos y no me gusta el brócoli" eso es ser confidente. Cómo vamos a hacer que Jorgito llegue a cinco años con ese nivel de confidencia. Cuando nosotros en el aula desde que tiene un año primero los llamamos por el nombre le decimos Jorge ven acá, Jorge Siéntate a mi lado. Los llamamos por su nombre. Les decimos lo que está haciendo bien cada vez que lo están haciendo. Le damos un mayor énfasis al uso descriptivo del lenguaje positivo. ¿Qué quiere decir eso? Que cada vez que Jorgito esté caminando en el aula yo le voy a decir "Jorgito qué bien que caminas con tus dos pies dentro del aula. Mira qué bien que caminas de la puerta a sentarte con los amigos en la mesa". Yo describo, yo le digo lo que él está haciendo, cómo lo está haciendo de una manera positiva de manera que el niño sepa cuáles son las cosas que puede hacer. Esto funciona desde los infantes hasta nuestros graduados de 5 años. Y además déjenme decirles estamos hablando educación infantil pero esto funciona para el resto de la vida. Si cada vez que nosotros queremos enfatizar y ya queremos hacer que alguien repita algo positivo dejemos se lo saber. Muy frecuentemente y por eso se llaman afirmaciones positivas... porque muy frecuentemente el niño necesita escuchar de su maestra que tanto quiere, que tanto busca su atención y su tiempo...necesita escuchar qué tan maravilloso es él y cuáles son las cosas que él puede hacer. De manera que la maestra durante el tiempo digamos de cuando están jugando en las áreas... Yo como maestra intencionalmente me pongo mis lentes positivos y doy una ronda de afirmaciones positivas a cada uno de los niños de mi aula. Cómo lo hago? Me pongo unos lentes positivos, todas sabemos que en nuestros lugares hay muchos materiales donde pueden buscar, yo me estoy poniendo aquí unos lentes de corazones para dar atención positiva a mis niños y ellos saben que cuando yo me ponga estos lentes positivos les voy a decir algo lindo... les voy a decir algo único y maravilloso. De manera que yo voy caminando por el aula y digo "Carla qué lindo que estás cocinando esas papas para tu bebé..." y camino y están dos pequeños tratando de poner bloques juntos y les digo "Mateo y Carlitos están poniendo bloques uno encima del otro. Se deben sentir orgullosos de esa torre" de manera que yo frecuentemente le digo al niño lo que está haciendo bien y cómo lo está haciendo bien. Y el niño se siente orgulloso de sí mismo y yo le puedo decir "Mira tú eres un buen ayudante... repite yo soy un buen ayudante" y ellos se van a reír dicen "No Teacher yo no soy un buen ayudante" y tu dices "Sí tú eres un buen ayudante porque recogiste todas las hojas de los amigos mientras veníamos del parque" díganles cómo y porqué. Las afirmaciones positivas son muy importantes... si revisamos nuestros marcadores de comportamiento en CLASS vemos como frecuentemente el uso del lenguaje positivo, el uso de la descripción positiva, es un indicador muy efectivo porque el niño necesita saber que lo está haciendo bien y cómo lo está haciendo bien. Entonces, esas afirmaciones positivas tienen que ser parte de nuestra vida diaria. Para mis maestras y maestros apenas empiece el día llénense de afirmaciones positivas para ustedes mismos. Algo como "yo soy la mejor maestra de esta área" "Hoy es un gran día para aportar a mis niños" díganse ustedes mismas cosas positivas, sonrían. Y algo más que siempre se ha mencionado respiren. Hay que respirar. Inclusive en los momentos más difíciles. Díganles a los niños "Un momento Ms. Sandy necesita respirar dos minutos...Voy a respirar una y dos y tres veces porque vamos a encontrar una solución". Si ustedes usan un lenguaje positivo su cerebro va a encontrar una respuesta positiva. No digan algo como esto a las 8:45 de la mañana cuando hay un incidente difícil no digan "Ayy esto va a ser un largo día " porque va a ser el día más largo de la historia. El poder de las palabras y del lenguaje positivo actúa tanto en nosotros y en nuestro cerebro como en las acciones y el cerebro de nuestros pequeños. Así que a practicar afirmaciones positivas diariamente. Otra cosa que es muy mágica y funciona es todos tenemos la lista de nuestros niños en el aula que la que llamamos lista quién está aquí, quién no. Qué tal si a medida que conocemos nuestros niños, al frente del nombre de cada niño, cada uno empieza a escribir cuáles son los atributos y características que tiene ese niño y de vez en cuando se lo decimos le decimos "Mónica tienes una sonrisa preciosa, Mira Carlitos tienes unas manos muy fuertes" digamoselos así el niño cuando llega a kindergarten dice "Teacher, yo soy Mónica, soy buena amiga y tengo una gran sonrisa"

Monica Pujol-Nassif:

Me encantan esas dos estrategias. Voy a tener que comprarme esos lentes para cuando capacito porque es visual. Me encantan y decir las afirmaciones. Y los niños se identifican. Es el momento hoy en este momento la maestra va a pasar por el aula y decirme algo bonito. Algo bonito que estoy haciendo. El último tópico que queremos tomar es y usted lo mencionó al principio... a veces esos incidentes difíciles pueden ocurrir porque por medio de los sentidos los niños están recibiendo mucha información y se sienten que es demasiado y no saben cómo procesar toda esa información. Y sabemos que hay cinco sentidos que hemos aprendido toda la vida... del olfato y del tacto... son cinco. Ahora hay otros tres sentidos que queremos queremos concentrarnos el propioceptivo, y voy a mencionarlo y después Sandra iba a darles más información y con eso vamos a empezar a cerrar. Cuando los niños ellos saben su espacio su lugar en el espacio y también es satisfacer la necesidad de sentir sentir fortaleza en sus en sus musculitos o en sus articulaciones. Entonces cuando vemos esos bebés que están brincando y brincando, brincando, brincando es que necesita que el cuerpo necesita eso. No quiere decir que los niños están tratando de portarse mal. Es que el cuerpo les está pidiendo. El sentido vestibular que ese sentido del balance, de la coordinación. Que puede ser que los niñitos... por ejemplo, yo siento que mi sentido vestibular no se desarrolló. Yo me mareo muy rápido. Tengo... me enfermo los carros en la parte de atrás. No puedo ir a los parques de diversión y subirme la montaña rusas... porque no se me desarrolló. No puedo ni siquiera sentarme en una hamaca. Y después el sentido se llama interceptivo creo que es la traducción...estaba tratando de traducirlo... que es los sentimientos es como los niños reciben la información por medio de sus sentidos y eso se transforma en sentimientos en el cuerpo. Maestras y maestros, tres sentidos más que nos están enseñando a nosotras maestras y maestros de hoy algo que no sabíamos antes... que esos comportamientos esos incidentes difíciles que podemos que estamos observando pueden venir de estos otros sentidos... entonces Sandy si no puede decir un poquito de eso por favor...

Sandra Ampudia:

Claro que sí muy importante y es clave que tengamos presente que en nuestras aulas tenemos todos estos distintos tipos de aprendices. Cada uno tiene una forma de aprender de una manera diferente es un estilo de aprendizaje como lo menciona Mónica. Todos sabemos que tenemos aprendices visuales. Que son los que quieren ver. ¿Verdad? Que siempre que ustedes dicen "Bueno vamos a pegar aqui" dicen  "¡Teacher, muéstrame a ver! yo veo" Ese es su aprendiz visual. Tiene que verlo. Enséñame. Hay otro que cuando ustedes dan la instrucción le dicen "¿Cómo teacher, otra vez me lo repites?" Ese es su aprendiz auditivo. Él necesita que frecuentemente le repitas la instrucción que la pueda escuchar. Pero así como dice Mónica, Tenemos unos aprendices que les llamamos también kinestésicos. Porque usan todas esas otras tres formas de recibir información. Que es a través del movimiento. Así como los visuales reciben la información por los ojos, los auditivos por los oídos. Nuestros aprendices kinestésicos reciben toda esa información a través de sus conexiones ,sus músculos, sus tendones y todas las articulaciones que tienen en el cuerpo y por eso es que les gusta moverse. Por eso cuando estamos sentaditos haciendo circle time ustedes tienen uno que parece una lombricita... que no se puede quedar quieto. Y ese niño necesita un poquito más de movimiento. Acuérdense que en nuestro extra en nuestras indicadores de interacciones efectivas tenemos algo que se llama los formatos didácticos de instrucción. Que quiere decir que una misma cosa debemos enseñarla de tres maneras diferentes. Visual, auditiva y con movimiento. Porque nuestros niños necesitan moverse. Especialmente nuestros más pequeños de entre un año y medio y tres años están desarrollando el equilibrio, el balance, la motricidad. ¿Y cómo lo van a practicar? Moviéndose. No hay otra forma de aprender a montar en bicicleta que no sea montando la bicicleta. No hay otra forma de aprender a nadar que no sea nadando. No hay otra forma de poder controlar mi cuerpo, que no sea moviendo mi cuerpo. Entonces hay que incluir actividades de movimiento. Maestras y maestros cuando vengamos del playground del patio y nuestros niños todavía vengan brincando por el pasillo y no se quieran sentar para leer el cuento y todavía brinquen. ¿Qué tal si saltamos un poquito antes de sentarnos a leer el cuento? Ustedes van a decir ¿que si ya corrieron en el patio? Si ya..." No se llama una transición. Y recuerden que las transiciones deben tener oportunidades de aprendizaje. Entonces qué tal si le decimos al niño muy inquieto que no se puede sentar tan rápido como los demás, que no es un problema de comportamiento, si no es un incidente que está haciendo que mi actividad se demore un poquito más. Qué tal si yo le digo "¿Tú quieres saltar conmigo antes de sentarnos a leer el libro?" Escuchen lo que las van a decir al niño "¿tú quieres saltar conmigo antes de sentarnos a ver el libro?" le estoy dando una expectativa clara de lo que va a pasar después y el niño va decir "¿Sí, mi teacher quiere que yo salte? ¡Yo si quiero saltar! y teacher le va a preguntar, le va a dar opciones. ¿Cuántas veces quiere saltar? ¿5 ,10, 20? él va a decir "20!" dice "perfecto salta conmigo en tu letra, en tu número, en este cuadrito vamos a saltar 20 veces para luego sentarnos a mirar el libro ¿listo?" "¡Uno, dos, y vamos! Uno, dos, tres, cuatro...":, a las 10 va a estar... "ya dale tú dijiste 20 sigue saltando conmigo salta, salta salta, salta, salta... ahora para... ponte la manito en el corazón ...respira conmigo ¿nos sentamos a mirar el libro?" Opciones de movimiento, opciones con plastilina, opciones con burbujas. Acuérdense la importancia de respirar, soplar burbujas, soplar plumas, soplar papelitos en la mesa. Recuerden estamos trabajando con nuestros niños de 0 a 5 años. Nuestros niños de 0 a 5 años por su etapa de desarrollo son ruidosos, activos, y les encanta embarrarse. Esos son nuestros niños. Si los queremos quietos, callados, y limpios creo que tenemos que buscar otra edad para trabajar con ellos. Así que hagamos los felices, hagamos los que se muevan, hagámoslos que se embarren, que tengan experiencias sensoriales, para que puedan aprender a autorregular su propio cuerpo y sus propias emociones. Así que, sean felices en el aula, brindan los movimientos, actividades donde puedan tocar, donde puedan respirar, donde puedan conversar, donde puedan reír y cantar. Así vamos a ver que cada día el niño va a aprender una habilidad y cada vez ustedes van a tener más opciones de darle a los niños para que ellos mismos se puedan calmar en lugar de que ustedes los tengan que calmar. Ustedes les van a dar opciones para que ellos se calmen.

Monica Pujol-Nassif:

¡Que lindo Sandy. Qué episodio tan precioso! Puedo visualizar a las maestras y maestros tomando notas de qué van a hacer la próxima vez que están con sus niñitos que tienen un incidente difícil. Es lo primero que vamos a recalcar en este momento. Si se me olvida algo Sandy por favor me avisas al final.

Pero en resumen de esta maravillosa entrevista Sandy lo mencionó al principio. Nosotros los maestros, Sandy y yo ya no estamos en el salón de clase, pero hemos estado. Ustedes son las personas que saben las que están en el aula, en el salón de clase con los niños y niñas hoy en día. Ustedes son los arquitectos de los cerebros de esos niños y niñas, con sus familias por supuesto, pero en el salón estas 8 horas al día son ustedes. Ustedes por medio de esas interacciones, que tanto hablamos en CLASS que hemos que se ha mostrado una y otra vez que es efectivo, por medio estas interacciones están ayudándole a los niños a conectar esas células del cerebro esas neuronas y formar esas conexiones y hacer esas conexiones fuertes por medio de esas interacciones. ¿Cómo se ven estas interacciones? Conozcan a cada uno de sus niños y niñas al principio de año es un tiempo para conocerse y empiecen a decir "ok so cuando las luces se apagan esta niñita llora" entonces van anticipar que esa niñita va a llorar y que va a gritar por la luz. Entonces tienen que planear qué es lo que van a hacer antes de apagar la luz. Si ustedes ponen esa atención intencional, podemos aprender qué es lo que le afecta a cada niñito niñita y pueden planear anticipadamente antes de que esa es incidente difícil ocurra, qué es lo que van a hacer para ayudar al niño a prepararse para lo que va a pasar.

Piensen en la reacción que ustedes tienen. ¿Es mi reacción calmada para que los niños puedan calmarse conmigo? ¿Están atendiendo primero a la víctima si un incidente de alguien que fue mordido o alguien fue golpeado? ¿Cuando están reaccionando están modelando esa empatía? Porque si nosotros los adultos necesitamos respirar cuando algo sucede y lo decimos... los niños nos están viendo. "Necesito respirar, estoy muy frustrada en este momento" y respiro dos minutos y ellos me ven, ellos van hacer eso cuando ellos se sienten, sienten la misma clase de sentimiento... y sí cuando ...tan pequeñitos esos sentimientos son tan fuertes. Lo otro es cuando algo suceda hablen del incidente sin atacar la dignidad de ese niño, de esa niñita, que algo sucedió algo hizo. Por ejemplo la mordida. Y la mordida es lo que queremos atender y hablar y cómo arreglar eso. En vez de a ese niñitos a niñita que es una un ser humano precioso y perfecto.

A las frases positivas ayudan a los niños a tener esa confianza, ser confidentes y algo que siempre decimos...pero ellos no están en kindergarten hoy. Todo lo que hacemos en la edad temprana aparte de ayudarlos a disfrutar cada año de su vida es entrenarlos para tener esas habilidades mientras van creciendo. Entonces cuando llegan a kindergarten y pueden decir esas cosas bonitas de sí mismos, pero eso pasó con lo que ustedes hicieron. Aunque haya pasado cuando fueron bebés y niños pequeños hasta los tres años que esa memoria es inconsciente. Tal vez no se acuerden de ustedes o lo que ustedes dijeron pero los niños de tres y cuatro y cinco años sí se acuerdan de ustedes y de lo que ustedes dijeron se acuerden o no se acuerden ustedes hicieron esa impresión en el cerebro de esos niñitos y esa niñitas. Y eso es lo que van a llevar con ellos mismos. Las frases positivas va a crear comportamientos positivos en ustedes y en los niñitos y en la niñitas.

Tengan presente la manera de que cada uno de ellos aprende y ofrezcan les actividades que van a promover esa manera de aprender. Cuando Sandy estaba hablando de la parte visual yo soy muy visual. Yo necesito ver y necesito escribir. So hay cosas que yo sé que tengo que hacer para poder aprender.... pero yo ya tengo 50 años. Estamos hablando de bebecitos que no saben ellos todavía. Entonces ustedes como maestras y maestros tienen que observar y decir mira a esta bebé le gusta mucho tocar cosas o este niñito no le gusta tocar la plastilina y no le gusta tocar la harina. Eso lo aprende ustedes como maestras. Y me encantó esa última estrategia "¿Quieres brincar conmigo?" la sorpresa de ese niño o niña cuando le dicen eso por primera vez... a no ser que empezaron desde primera desde el principio de año... Entonces. Pero vean los elementos importantes "¿Quieres brincar conmigo? y el niñito obviamente... y ustedes le ofrecen lo que ellos les gusta hacer. Va a estar emocionadísimo de que ustedes como maestras y maestros ofrecieron. Van a ofrecerle dos o tres opciones. "¿Cuántas veces quieres brincar?" no les dé muchas opciones porque después ya no pueden elegir. Dos o tres opciones. El niño la niña elige sus opciones y ustedes van a reforzar "excelente vamos a brincar 20 veces y después nos vamos a sentar a leer el libro o a ver el libro". Entonces ya los niños saben que van a satisfacer esta necesidad propioceptiva y después vamos a sentarnos en leer el libro. Siempre díganle lo que va a pasar después.

Y quiero cerrar con reforzar esos atributos con niño porque me pusiste a pensar Sandy tal vez solamente en el salón de clases donde escuchan esos atributos.

¿Se me pasó algo?

Sandra Ampudia:

No está todo perfecto tenemos una lista maravillosa de estrategias para utilizar con nuestros niños todos los días y hacer de nuestros pequeños unos hombres y mujeres llenos de confianza y de positivismo en todo lo que puedan hacer. Así que mil gracias por todo lo que hacen por nuestros niños y niñas todos los días en el salón de clase ¡Gracias!

Monica Pujol-Nassif:

Sandy gracias por estar aquí, gracias por tu tiempo valiosísimo, por su experiencia por todo lo que usted conoce. Y a ustedes maestras y maestros que nos escuchan con muchísimo cariño, siempre estamos aquí para servirles en la CLASS Learning Community. Mándenos mensajes y qué es lo que necesitan de nosotros y ahí vamos a estar correspondiéndoles ¡Un abrazo grande manténgase bien seguros con salud, con prosperidad, y nos hablamos la próxima vez!



New call-to-action

 

Subscribe to our Blog

Receive timely updates delivered straight to your inbox.