<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1441829102512164&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Use este horario diario para mantener a los niños comprometidos mientras están en casa

09 Apr 2020 by Mary-Margaret Gardiner

Los niños están acostumbrados a tener una rutina diaria en la escuela. Si bien es cierto, el día no tiene que seguir exactamente el horario escolar, es importante establecer actividades y rutinas predecibles para que sepan qué esperar cada día. Preparar a su hijo para el día trae normalidad a su vida y puede ayudar a frenar la ansiedad, ya que no se sentirán inseguros sobre lo que vendrá después.

¿Cómo podría aplicar esto en su día a día?

Cómo planificar un horario

Si normalmente está en su casa durante el día, piense en lo que generalmente hace durante el día (quehaceres de la casa, etc.) y cómo puede incorporar estas actividades en el horario. También puede pensar cómo su hijo podría ayudarlo con algunas de las rutinas diarias que realiza cuando no está en casa. Si normalmente no está en casa durante el día, descubra cómo puede adaptar su horario habitual (si está trabajando desde casa, etc.) a una rutina diaria.

No se preocupe demasiado por establecer horarios fijos para las actividades. Su horario puede ser flexible y determinar bloques por hora para ciertas actividades. Asimismo, acomode su horario para adaptarse a los ritmos de su familia. No sienta que tiene que seguir lo que otros padres están haciendo. Cada familia es diferente y tiene diferentes necesidades.

Lo más importante es tener un plan diario. De esa manera, su hijo seguirá teniendo una rutina, incluso si no está en la escuela.

Un vistazo de un horario diario

Antes de analizar específicamente cómo puede planificar su horario diario, aquí hay algunas actividades que cada horario debe incluir para los niños:

  • Tiempo no estructurado (proporcionar materiales prácticos) y tiempo estructurado.
  • Tiempos activos y tranquilos.
  • Desayuno, almuerzo, cena y meriendas en el medio.
  • Cuidado personal.

Después de pensar en estas cuatro áreas, aquí hay algunas rutinas que puede incorporar a lo largo del día.

Mañana

Comience el día con rutinas de cuidado personal, como tender la cama, vestirse y lavarse las manos. ¡Piense en formas para involucrarlos en las actividades diarias de su hogar! Por ejemplo, durante el desayuno. Permítales ayudar a preparar algunos de los alimentos que comerá, poner la mesa o, si eso no es posible, ayudar a limpiar la mesa cuando todos hayan terminado. Esto les dará algo que hacer en la mañana y los beneficiará a largo plazo, ya que aprenderán hábitos de cocina y limpieza en la cocina.

Tarde

Durante la tarde, puede ser tentador recurrir al “tiempo de pantalla” especialmente si se sienten inquietos o si es que usted está ocupado. Hay otras actividades que son tan fáciles de configurar como un televisor o teléfono y son más atractivas para los niños.

Establezca una área de juegos de agua en el lavadero con un poco de agua, jabón, platos o juguetes. Permítales inventar historias sobre lo que está sucediendo y contarle más adelante. Puede crear un contenedor sensorial con arroz o alpiste, ambas son una excelente manera de enfocar la energía de los niños  y ayudarlos a explorar el mundo a través del tacto. Si aún se sienten enérgicos, organice una sesión de baile en su sala o ponga un video de ejercicios (YouTube es un gran recurso)

A medida que el día está terminando, pídales ayuda con algunas de las tareas domésticas como lo hizo durante el desayuno. Pueden volver a colocar los juguetes en los lugares de donde vinieron y limpiar las superficies con agua y jabón. También pueden ayudar a clasificar la ropa, guardar los platos, regar las plantas, etc.

Noche

Después de la cena, siga con la misma rutina que  esté acostumbrado a realizar para prepararlos para dormir. Si aún no está leyendo un libro con sus hijos antes de acostarse, ¡este es el momento perfecto para comenzar! Permítales elegir una de sus historias favoritas y leerla juntos. Esto permite que los niños se calmen antes de acostarse y le da tiempo para representar la historia con ellos, divertirse y conectarse.

La hora de acostarse es otra gran oportunidad para convivir con su hijo. Antes de acostarse, comente el día con ellos y pregúnteles cuál fue su momento favorito. Repase lo que les gustaría hacer mañana y planeen una o dos actividades juntos.

Las interacciones importan

¡Use nuestras recomendaciones para crear el horario diario perfecto para su familia! Y recuerde, no se sienta demasiado presionado por "educar" a su hijo.  Cada momento que pase con ellos es un momento para unirse, disfrutar de su entusiasmo por aprender y apoyarlos. Si bienes cierto, estos tiempos son difíciles, también son una oportunidad real para pasar tiempo con ellos.

Estas recomendaciones se alinean con nuestro Sistema de calificación de evaluación en el aula (CLASS). Esta es una herramienta para monitorear y mejorar las interacciones de enseñanza. Para obtener más consejos y formas de incorporar CLASS en su hogar, descargue nuestro recurso: CLASS en Casa.